en | es

The Agile Monkeys

En The Agile Monkeys nos dedicamos a diseñar y programar; y aparte de esto, tenemos muy claros nuestros principios.

No creemos en el modelo tradicional de empresa: lo rechazamos por sentido común e intentamos romperlo por todos los medios.

Para empezar, no nos regimos por horarios fijos: nos parece absurdo que todos tengamos que trabajar todos los días a la misma hora y el mismo tiempo. Sentarse delante del ordenador a cumplir horas es una estupidez; es mejor descansar hasta encontrar el momento.

Nos gusta lo que hacemos; es más, nos apasiona. Por eso aquí nadie tiene que vigilar a nadie para que trabaje, porque todos intentamos dar lo mejor y cada uno lo hace a su manera.

Valoramos profundamente nuestro tiempo, por lo que intentamos exprimirlo al máximo. No entendemos las reuniones innecesarias o por compromiso; solo nos interesan las reuniones preparadas y fructíferas, donde el equipo propone, debate y crea.

Nos gustan los frikis, los geeks, las personas tímidas, los creativos, los diferentes. Pero no nos gustan los que creen tener la verdad por encima de todo y de todos. Preferimos no trabajar con el mejor programador del planeta, si es un ególatra , porque pensamos que un buen equipo vale mil veces más que cualquier programador solitario que no sabe más que escucharse a sí mismo. Nosotros nos lo pasamos muy bien trabajando juntos y eso no tiene precio.

No nos gusta lo que dice la mayoría de los inversores ni su actitud. Cuestionamos sus formas y sus teorías, y pensamos que la mayoría de ellas son estupideces que esconden segundas intenciones.

No justificamos nada, ni presentamos cuentas a nadie que no sea del equipo. Tenemos el control y fijamos nuestro rumbo.

No somos fanáticos de nada: ni de tecnologías, ni de procesos ni de métodos. Relativizamos y cuestionamos cualquier aspecto constantemente, e incluso llegamos a cuestionarnos si no deberíamos cuestionárnoslo todo.

Creemos que las discusiones sobre qué tecnología es mejor o peor están generadas casi siempre por desarrolladores que defienden lo que conocen y les interesa. Sí, hay tecnologías desfasadas, pero no nos referimos a esas. Creemos que es importante probar y aprender cosas nuevas, empezar constantemente de cero, y pensamos que esto nos hará mucho mejores no a corto plazo, pero sí a medio y largo plazo.

Trabajamos con Swift, Haskell, C, C++, Ruby on Rails, Objective-C, Go, Java, PHP, Scala, React, Angular y otras muchas más. No nos casamos con ninguna, aunque por supuesto no nos gustan todas por igual.

Nos gusta trabajar por parejas, hacer code reviews y preocuparnos mucho por la calidad de todo lo que hacemos, desde el código hasta el diseño.

Nos gustan los pragmatic programmers. No nos gustan los programadores “picacódigos”. Las tareas más importantes de un programador son pensar y ser creativo y resolutivo, y por eso es por lo que nos pagan. Por lo tanto, no creemos en programadores que se encierran en cuevas, sino todo lo contrario: el programador debe preocuparse por entender bien el proyecto y sus objetivos, y la mejor manera de enfrentarse a los deadlines es entender el entorno y tratar de simplificar al máximo (vísteme despacio, que tengo prisa). Spaghetti code no es una de nuestras películas favoritas.

Nos gusta hablar de cosas imposibles, del futuro, de cómo podemos cambiarlo y de qué podemos aportar. Nos encanta hablar de fricadas, de robots, del espacio, de inteligencia artificial, del cerebro, de la energía, de psicología, de qué pasará dentro de algún tiempo y de cómo podemos influir en ello; pero sobre todo lo que preferimos es nuestra empresa, nuestro equipo y las personas que lo forman.

Compartimos una preocupación por lo social, porque nos gustaría cambiar el mundo y mejorar las cosas en la medida de lo posible. No ignoramos que lo que estamos haciendo actualmente aporta poco o nada, pero esperamos llegar a hacerlo: a corto plazo queremos entrar en el sector de la tecnología médica, así como en sectores relacionados con el impacto medioambiental (como, por ejemplo, el transporte o la creación eficiente y sostenible de productos). Creemos que la inteligencia artificial, el manejo de datos y la robótica tendrán un impacto brutal, y por eso estamos convencidos de que empresas como la nuestra pueden llegar a jugar un papel fundamental en la construcción de un futuro mejor.

Hoy solo podemos decir una cosa:
lo que no somos, lo que no queremos.

Estamos trabajando en una nueva web!